Baztán.

Ojeo «La cara norte del corazón». Paso páginas buscando una cita representativa de la maestría de Dolores Redondo. Quiero hablar del próximo estreno de Netflix «Ofrenda a la tormenta»: la tercera entrega de la trilogía de Baztán. Leo el prólogo y el estómago se me encoge en un puño.

Esto es la Redondo. Cómo en pocas líneas consigue meterte en el ojo del huracán. Eres consciente de que eres sólo un espectador, pero quieres gritar. Ayudar a la pobre Amaia. Protegerla. Evitarle un mal que no sabes cómo va a llegar, pero sabes que inevitablemente llega.

Consigue crear imágenes tan potentes que es capaz de repetir el mismo suceso, construyéndolo poco a poco, añadiendo información capa a capa, produciéndote cada vez la misma reacción visceral. Y claro, me he sorprendido abrazando el libro, como me gustaría abrazar a la Amaia niña. Leyendo en la parada cuando faltan 30 segundos para que llegue mi tren. Leyendo en el baño, mientras comía, en un cambio de clase esperando al profesor y a las tres de la mañana aún cuando me tenía que levantar a las seis.

El boom editorial fue tal que la película no se hizo esperar. Con el miedo y el rechazo de quien sabe que nada puede estar a la altura, fui a verla. Y hubo magia. Los pelos como escarpias (¡con lo que a mi me cuesta!). La mano de mi madre estrujada hasta hacerla desaparecer. Los paisajes de ensueño… Baztán: mi eterno viaje pendiente.

Para quienes no la conozcáis, Amaia Salazar es policía, especialista en perfiles. Como toda novela policíaca, los libros protagonizados por ella comienzan con un asesinato que se resuelve al final del libro. Y como novelas independientes, no tienen nada que envidiar a Harry Hole, Guido Brunetti o Kurt Wallander. Pero aquello que te hace devorar cada uno de sus libros no es su increíble pericia atrapando asesinos. Lo que atrapa son los personajes complejos que visten la trama. Personajes cuyo pasado se entremezcla inevitablemente con el presente. Y la mitología vasca, que lejos de ser cosa del pasado, late en sus ciudades y pueblos, en pleno siglo XXI.

Escribo esto a pocos días del estreno de la tercera película en Netflix. El último libro escrito por Dolores Redondo, La cara norte del corazón, se publicó hace pocos meses: en octubre de 2019. Poco se sabe de cuál será el próximo libro de Redondo, mucho menos cuándo se publicará. La lógica dice que habrá que esperar aún un tiempo, ¿quizá en 2022? De lo que estoy segura, es que como me pasó en octubre, cuando paseando tranquilamente por la ciudad lo vea en el escaparate de una librería: entraré, lo compraré y volverá la lluvia, llevándome con ella al valle de Baztán.

«Cuando Amaia Salazar tenía doce años estuvo perdida en el bosque durante dieciséis horas. Era de madrugada cuando la encontraron a treinta kilómetros al norte del lugar donde se había despistado de la senda.

(…) Cuando recobró la consciencia vio a su padre junto a la cama del hospital. El rostro pálido, el cabello mojado por la lluvia pegado a la frente. La línea roja que circundaba los párpados irritados por el llanto. Al verla abrir los ojos se inclinó protector, el rostro crispado de preocupación, pero con un incipiente alivio. Su gesto le provocó una inmensa ternura que amenazó con ahogarla de emoción.(…)

-Amaia, no se lo cuentes a nadie. Si me quieres, lo harás por mí. No lo cuentes.
Todo el amor que sentía, que había sentido siempre por él, le aprisionó el pecho hasta dolerle. Las palabras destinadas a decirle cuánto lo quería se le murieron dentro y se quedaron como un doloroso recuerdo, adheridas a sus cuerdas vocales. Incapaz de emitir un sonido, asintió, y su silencio se convirtió en el último secreto que le guardaría a su padre y en la razón por la que dejó de amarlo»

La cara norte del corazón, de Dolores Redondo.

3 comentarios

  1. Encara se m’aborrona la pell quan recorde certes imatges de les pel.lícules. Tinc ganes de la nostra «Ofrenda a la tormenta». I Baztán ens espera a les dues.

  2. Ha sido una de las sagas, quizás la que más me ha impresionado los últimos años, el paisaje que confiere un misterio que te cala poco a poco como la lluvia misma, los personajes magistralmente dibujados en sus líneas, que decir… las películas son estremecedoras y adictivas, me han cautivado y espero que de la cara norte del corazón también tenga versión cinematográfica para entender toda la historia de la protagonista y seguir viviéndola a través de sus ojos y de su alma.

Deja un comentario

Suscríbete a SabáticoFeminismo. Arte. Libros... ¡y mucho más!

¡Suscríbete!

Únete a la familia sabático y sé el primero en leer todas las novedades.

A %d blogueros les gusta esto: