Microficción.

Era una noche tranquila. La actividad de los vecinos de aquel patio interior se había apagado hacía horas. La ligera oscuridad de una noche sin luna en la ciudad la arropaba mientras leía en la cama.

Levantó ligeramente la mirada y sin perder de vista las palabras de su libro notó su presencia. Trató de concentrarse en el texto, pero aquella luz azul era ineludible. Aun sin mirar el reloj, se dio cuenta de que era tarde. No debería estar despierta. Inquieta, pasó la página. La luz azul seguía allí: parpadeando.

Aún no había amanecido cuando lo imaginó muerto. Su piel aún caliente frente al televisor. Y supo que todo había ido como debía. Tan sólo lo velaban las líneas del libro en las manos de ella y la luz parpadeante del televisor. Con un golpe seco cerró el libro. La tele, ruidosamente muda, sería el único testigo en el juicio por su asesinato.

Babel. Cildo Meireles ©

Este es el primero de una serie de microrrelatos inspirados en obras de arte. Cildo Meireles es un autor brasileño cuya «torre» de Babel vi en una visita a la Tate Modern. Este microrrelato (¿nanorrelato?) surge de una noche de insomnio, mi amor por la novela negra y el recuerdo de aquella torre de radios.

Deja un comentario

Suscríbete a SabáticoFeminismo. Arte. Libros... ¡y mucho más!

¡Suscríbete!

Únete a la familia sabático y sé el primero en leer todas las novedades.

A %d blogueros les gusta esto: