B.

Amanece un día gris, apagado, que en lo que tardo en hacerme un café se revuelve con violencia y moja nuestras ventanas. Decido darle color al día buceando entre nuestras artistas B. (¿No sabéis de qué hablo? Id a leer la entrada A., os espero.)

Absorta entre sus imágenes y tratando de imaginarme sus vidas cuando leo sus breves biografías, se me enfría el café.

La mañana vuela y desaparece, pero cada artista deja a su paso una estela brillante: «minimalista, inflexiblemente abstracto y austero», «función destructiva anulada», «antimonumentales», «sobrio drama de opulencia y sofisticación», «grupo de la Cripta», «frottages», «utopía sionista a la inversa», «planos vacíos y genéricos», «riesgo de salir volando», «diario que su familia sacó a la luz póstumamente», «cómo pintar albaricoques», «colocadas en función de su color de pelo», «los brazos se fusionan», «anishinaabe», «relieves totémicos», «círculo elitista», «pornografía, ironía e utopía», «desperdicios cotidianos», «instalación envolvente», «superheroína», «malformación», «ropa masculina», «desigualdad de género», «escombros», «se truncó trágicamente», «invisible, desconocido», «humor subversivo», «cámara de gas, cadáveres y supervivientes», «ensamblajes», «tiza y pastel», «purga comunista», «pantalla verde», «figura andrógina», «lo explicito queda velado», «resistencia pasiva» y «látex líquido».

Os dejo dos líneas temporales, para que como yo, os perdáis entre ellas en este día de lluvia.

Linea temporal B.
Línea temporal acumulada (A+B)

Deja un comentario

Suscríbete a SabáticoFeminismo. Arte. Libros... ¡y mucho más!

¡Suscríbete!

Únete a la familia sabático y sé el primero en leer todas las novedades.

A %d blogueros les gusta esto: